Android L, un previo a la mejor versión de Android

Android L es uno de los mayores avances visuales y funcionales que ha dado Google a su plataforma móvil.

Aunque todavía no es un sistema operativo terminado, Android L ya puede descargarse e instalarse en su versión para desarrolladores, con lo cual se puede tener un primer vistazo a las innovaciones que se incluirán en la nueva edición del sistema operativo móvil de Google. ¿Valdrá la pena? Aquí nuestros primeros comentarios.

Para utilizar Android L se necesita una tableta Nexus 7 modelo 2013 o un Nexus 5 y realizar algunos pases mágicos para cambiar manualmente el sistema operativo. No es un procedimiento difícil, pero dado que se trata de una versión para desarrolladores, aún no es un producto final y está sujeto a fallas y detalles sin pulir. Por ejemplo, al momento no he conseguido hace que funcione Twitter en Android L instalado en una Nexus 7.

Lo primero que llama la atención de Android L es su diseño visual, ya no abunda el fondo negro y hay más colores y transparencias en cada menú del sistema operativo, lo cual forma parte de lo que Google llama ‘material design’, un nuevo paradigma en la construcción visual de las aplicaciones y la interacción entre ellas. Sin duda es un cambio muy evidente a nivel gráfico que otorga frescura a la apariencia clásica de Android, aunque, por ahora, la versión actual de Android L no muestra todo el potencial que deberemos ver cuando sea una versión destinada al consumidor final.

Otro aspecto evidente desde que se comienza a utilizar Android L es el teclado, ahora es más elegante y visualmente atractivo, aunque no ha conseguido alcanzar la funcionalidad que ofrecen alternativas de la Play Store como SwiftKey, especialmente en cuanto a predicciones y corrección de errores. En realidad, la versión actual de Android L tiene el mismo teclado de KitKat pero con un nuevo diseño, el cual, por cierto, ya se puede instalar en versiones anteriores de Android gracias a un clon.

Por último, Android L incluye lo que Google presentó como ‘Project Volta‘, una funcionalidad que mejora la autonomía del dispositivo. Incluso desde esta versión preliminar se siente el cambio, particularmente cuando queda poca batería y se necesitan optimizar recursos. A pesar de que se recibe con brazos abiertos la mejoría en Android puro, en realidad los mismos beneficios ya se reciben con aplicaciones como Stamina en los teléfonos Sony Xperia, o funciones de ahorro de batería en el Galaxy S5 o los LG G2/G3.

Es pronto para concluir sobre el verdadero avance de Android L, pero es fácil acostumbrarse a utilizar la Nexus 7 con el nuevo diseño visual. La parte más misteriosa, en mi opinión, es cómo se concretará el material design para el consumidor final cuando las aplicaciones lo aprovechen. Creo que podría ser un parte aguas en el uso de Android, especialmente si se consigue integrar la misma experiencia desde dispositivos de diferente marca.

¿Qué opinas de lo que se conoce al momento sobre Android L? Déjanos tus comentarios.

Ahora conocido como Lollipop


German Reyna

CEO DE REGGNETWORK.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *