¿Cómo puedo denunciar un phishing o sitio fraudulento?

Denunciar una página fraudulenta o de phishing es un proceso mucho más simple de lo que pudiera parece, a tal punto que en los primeros ataques de phishing hacia sus usuarios, algunas instituciones no utilizaron estos métodos por considerarlos extremadamente básicos (nada más lejos de la realidad).

 Cuando se habla de “denunciar” nuestra mente evoca automáticamente procesos en los que se involucra personal de seguridad, técnicos especializados y hasta policías. Sin embargo todo eso es inútil en las primeras horas de un ataque de phishing, ya que muy probablemente la página esté ubicada en un servidor en Rusia o Corea del Sur, con lo que todo este gentío estará atado de manos.

Denunciar una página de phishing es extremadamente simple y no por ello deja de ser altamente efectivo. Además es un proceso en el que solo hace falta un navegador como Internet Explorer, Firefox, Opera o Chrome. No incluimos a Safari ya que aunque en su última versión ya presenta esta utilidad, aún muchos usuarios no se han actualizado y es algo nueva.

Empecemos con Internet Explorer:
Vaya a la página fraudulenta (no se preocupe, simplemente no ingrese sus datos en ella) y una vez allí pulse en el menú la opción “Herramientas/Filtro de suplantación de identidad (phishing)/Notificar a Microsoft de este sitio web”. Aparecerá una página con la dirección precargada en la que simplemente deberá validar una clave optica y enviar la denuncia. ¿Fácil verdad?

Vayamos con Firefox:
De igual forma que en IE, cargue la página fraudulenta y vaya al menú pero esta vez en la opción “Ayuda/Informar de sitio web fraudulento…” . Nuevamente la dirección aparecerá precargada y solamente deberá validar un par de campos.

Ahora sigamos con Google Chrome:
En este caso una vez cargada la página de fraude, iremos a pulsar un botón con forma de una páginita al lado de la barra de direcciones y aparecerá un menú en el que seleccionaremos “Comunicar error o sitio web defectuoso”. Esta vez aparecerá una ventana en la que estará precargada la dirección y solamente tendremos que seleccionar en el primer campo la razón de la comunicación optando por la opción “phishing”. Podemos agregar algún comentario y enviar la información.

Y en Opera el procedimiento es aún más fácil si utilizamos un atajo de teclado. Navegue nuevamente la página sospechosa y pulse las teclas Alt+Enter. Inmediatamente se verificará si hay denuncias sobre el sitio y en caso de que aún no haya sido denunciado pulse el botón “Reportar este sitio”

En todos los casos el personal que recibe la denuncia comprobará si es cierta y agregará en caso de serlo el sitio fraudulento a las listas que son revisadas por estos navegadores cada vez que una página es cargada. Este proceso suele tomar entre dos a seis horas. Claro está que para que el usuario pueda disfrutar de este servicio debe tener el filtro anti-phishing activo para que le advierta si está visitando una página frudulenta o problemática.

Denunciando los sitios sospechosos usted estará haciendo lo correcto sin ningún tipo de implicación legal hacia su persona y evitará que otros usuarios puedan ser víctimas de estafa.

Si usted forma parte del equipo del sitio que ha sido clonado o atacado, entonces trate de no entrar en pánico y recuerde a sus compañeros que este es el primer paso a seguir. Una vez realizados estos procedimientos, ya puede llamar a quien quiera e involucrar hasta a la presidencia si así le parece, pero no lo haga sin haber realizado estos procedimientos antes. Cada minuto que tarde otra víctima puede estar siendo estafada.





German Reyna

CEO DE REGGNETWORK.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *