Nuevo Android M: estas son las seis claves del próximo Android

Es uno de los claros protagonistas de Google I/O 2015: Android M se ha dejado ver en esta keynote original y lo ha hecho centrándose en algunas claves de lo que nos prepara en la nueva versión de su plataforma móvil. Las seis características clave de las que Google nos ha hablado tratan de adelantar avances en áreas importantes.

Hay que destacar no obstante que Android M será una versión centrada en refinar características y mejorar rendimiento y eficiencia de Android Lollipop. Android M será más estable, más fluido y añadirá varias mejoras que pueden no ser revolucionarias, pero que sin duda mejorarán la experiencia de usuario de este desarrollo.

Permisos más coherentes

 

En primer

 lugar tenemos los permisos de aplicaciones, a las que Google les ha prestado mayor atención. Entre otras cosas ha reducido el número de permisos a ocho, pero además avisan de que la aplicación va a utilizar cierto permiso justo cuando la necesita, y no durante la instalación. Si WhatsApp necesita acceso a la cámara, primero nos avisará, y ese permiso quedará guardado.

Esos permisos asociados a cada aplicación podrán activarse y desactivarse en todo momento desde un nuevo apartado de la configuración que permite controlar esas funciones de forma fina. Una excelente noticia para evitar sustos en aplicaciones que sobre todo tratan de acceder a recursos que teóricamente no deberían necesitar y que podemos limitar a nuestro antojo.

Podremos controlar esos permisos por aplicación pero también por tipo de permiso. Los ocho a los que ha reducido Google ese grupo son ubicación, cámara, micrófono, contactos, teléfono, SMS, calendario y sensores. Si queremos por ejemplo ver qué aplicaciones tienen habilitado el acceso a la ubicación, podremos hacerlo.

La experiencia web llega con pestañas personalizadas

Para mejorar la experiencia web en Google han creado las llamadas pestañas personalizadas, que permiten integrar el navegador Chrome dentro de las aplicaciones. En la demostración con Pinterest pudo verse como sin salir de la aplicación de Pinterest era posible acceder a un enlace de ese sitio web que mantenía el aspecto (colores, tipografías, disposición de los elementos) idéntico al de la aplicación.

El usuario no necesita saber que está pasando a una experiencia web, y para él todo fluye en el mismo entorno. Es posible que esa web se comporte de forma idéntica a la aplicación sin necesidad de que la aplicación tenga que integrar ella misma ese código. La transición de las aplicaciones nativas a contenidos web es por tanto mucho más natural si el desarrollador quiere aprovechar esa faceta.

Eso según Google también beneficia mucho a los usuarios que con ello lograrán tener mejor acceso a características como el inicio de sesión, las contraseñas guardadas, el autorellenado de campos o la seguridad de este tipo de interacciones con esas aplicaciones y servicios web.

Las aplicaciones pueden hablar entre ellas más que nunca

En Android contamos con el llamado “intent system”, que permite que las aplicaciones enlacen unas con otras, pero al hacerlo solemos encontrarnos con un cuadro de diálogo en el que debemos elegir la aplicación que queremos usar para esa acción en particular. Por ejemplo, cuando indicamos que queremos compartir algo desde el navegador se nos presentan distintas opciones.

El usuario no necesita saber que está pasando a una experiencia web, y para él todo fluye en el mismo entorno. Es posible que esa web se comporte de forma idéntica a la aplicación sin necesidad de que la aplicación tenga que integrar ella misma ese código. La transición de las aplicaciones nativas a contenidos web es por tanto mucho más natural si el desarrollador quiere aprovechar esa faceta.

Eso según Google también beneficia mucho a los usuarios que con ello lograrán tener mejor acceso a características como el inicio de sesión, las contraseñas guardadas, el autorellenado de campos o la seguridad de este tipo de interacciones con esas aplicaciones y servicios web.

Las aplicaciones pueden hablar entre ellas más que nunca

En Android contamos con el llamado “intent system”, que permite que las aplicaciones enlacen unas con otras, pero al hacerlo solemos encontrarnos con un cuadro de diálogo en el que debemos elegir la aplicación que queremos usar para esa acción en particular. Por ejemplo, cuando indicamos que queremos compartir algo desde el navegador se nos presentan distintas opciones.

En Android M las aplicaciones pueden verificarse a sí mismas para cierto tipo de situaciones. Por ejemplo: si nos encontramos con un enlace de Twitter “verificado” y lo clicamos, se lanzará la aplicación de Twitter todo el tiempo sin que tengamos que hacer nada más. Eso simplifica también el proceso de apertura de aplicaciones sobre el que eso sí seguiremos teniendo control como usuarios.

Pagos móviles

El sistema de pagos móviles de Google, Android Paid, también será uno de los focos importantes de Android M, y sus responsables explicaban cómo utilizarán NFC y Host Card Emulation para proporcionar este tipo de servicio en los móviles basados en la nueva plataforma móvil. Para Google los tres pilares de Android Pay son la simplicidad, la seguridad y la capacidad de elección.

Esto último es especialmente interesante porque según Google Android Pay es “una plataforma abierta“, de modo que podremos aprovechar tanto el sistema de Google como, si lo preferimos, el de la aplicación bancaria que más nos guste para completar el proceso. En Google prometen que el sistema funcionará en 700.000 tiendas y las operadoras de telefonía allí estarán especialmente implicadas en ese apartado.

Las huellas dactilares llegan con fuerza a Android M

El sistema de pagos también será clave para las compras dentro de la aplicación (in-app purchases), y es compatible con Android KitKat o superior. En Google reforzarán las APIs para el uso de lectores de huella dactilar, y ya están trabajando con sus socios en el desarrollo de aplicaciones que hagan uso de esa capacidad para realizar el pago con este tipo de sistema de autenticación.

La estandarización de ese soporte hará que más fabricantes y desarrolladores puedan aprovechar este tipo de sensor para desbloquear el teléfono o realizar pagos con el citado sistema Android Pay. Las APIs abiertas de autenticación y ese impulso en Android M debería hacer que este tipo de componente se volviera mucho más común que hasta la fecha.

La lucha por exprimir nuestra batería, llega soporte para USB-C

La batería es la constante preocupación de los usuarios de dispositivos móviles, y en Android M se han realizado esfuerzos importantes para tratar de lograr que la eficiencia energética sea la mejor posible en esos dispositivos. Entre las novedades en este segmento está Doze, un sistema “inteligente” de control y gestión del consumo energético.

Un ejemplo de la aplicación de este sistema es la detección del movimiento: en Android M hay detección de movimiento, y si el tablet o smartphone no se mueven en cierto periodo de tiempo, detiene esas aplicaciones casi totalmente, aunque por ejemplo sí permite que lleguen notificaciones correspondientes a alarmas y a mensajes de chat de alta prioridad. Este sistema permite según Google que un Nexus 9 aguante al menos dos veces más con Doze que sin él.

Es igualmente relevante algo que parecía cantado: el soporte de los conectores USB 3.1 Type Cen Android M, algo que parece dejar claro que los próximos dispositivos de la familia Nexus harán uso de este tipo de conectores. Incluso será posible utilizar el smartphone para cargar otro dispositivo… si es que tenemos la suficiente batería en él como para regalársela a otro móvil o tablet.

Muchas más mejoras en la recámara

Los responsables de Android M nos han dado seis claves de Android M, pero desde luego están trabajando en un buen montón de mejoras en todo tipo de apartados del sistema. Sistemas de control de volumen simplificados, mejor escaneo de dispositivos Bluetooth, protección del reseteo de dispositivos en empresa, servicios de integración de voz, histórico de batería, Bluetooth 4.2…

Una de las pequeñas mejoras destacadas fue la que afecta a la selección del texto a la hora de copiar y pegar en otras aplicaciones, y que ha sido fuente de críticas entre los usuarios de Android durante bastante tiempo. También se facilita Direct Share para que sea más fácil compartir todo tipo de contenidos con personas con las que lo hacemos más a menudo de móvil a móvil.

En Google han ofrecido a partir de hoy una versión preliminar de Android M para dispositivos de la familia Nexus de forma que los desarrolladores puedan comenzar a trabajar en el aprovechamiento de todas esas mejoras. Parece evidente que Android M es una mejora incremental relevantesobre el radical cambio que vimos con Lollipop y Material Design. Nos gusta.





German Reyna

CEO DE REGGNETWORK.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *